Desde que no estás aquí

desde que no estás aquí, he pensando en llamarte… en cómo llamarte. (mal que mal, todavía desconozco tu nombre).

por fuera cumplo todos los requisitos para ser humano, excepto las ganas de serlo. cuando cierro la boca, dejo mi nombre a un lado, y paso sin problemas por cosa. pero jamás podría reemplazar a un animal. un animal estaría feliz en mi ligar: ambos hemos sido rescatados y adoptados de golpe..

por

otro lado, no soy más que un

cobarde vegetariano

Anuncios

¿Sin comentarios?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s