Microcuentos Tuiteros 8

Las jaulas nunca se recuperan del vacío que dejó el primer pájaro.

Sin sed conocimiento, el barco por el espacio, invisible, sin saber si se sumerge o sale a flote.

En plena oscuridad descansa la bombilla, soñando voltio tras voltio, sin nadie para estorbarla.

El portarretrato: Entre todas las palabras bajo su custodia, brillaba una sonrisa recién besada.

El lápiz perdía la cabeza a diario, pero su corazón seguía intacto, bombeando tinta sobre cualquier papel.

Foto de John Bullas
Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. MiguelMolina dice:

    Me quedo con el primero y con el último. Saludos.

¿Sin comentarios?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s