Microcuentos Tuiteros 11

en venganza, el bosque se tragó sus piernas de paso en paso.

se dejó arrojar a la basura, pues como jaula jamás dejó un pájaro sin libertad.

lista la barca, se subió al último, pensando que ahí el canibalismo no lo atraparía.

cuando a veces no entendía a su perro, desempolvaba un libro y actualizaba su corazón.

Anuncios

¿Sin comentarios?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s