Microcuentos tuiteros 18

  • A pesar de su brillo metálico y sus bordes afilados, el papel aluminio no pudo contra la punta de un lápiz.
  • Habían nacido prácticamente juntos, y creyó que permanecerían así, pero al caer, las gotas se separaron para siempre.
  • No recordaba nada al despertar. Se paró sobre la punta y se dejó llevar. Así empezó la nueva vida de la pluma sin pato.
  • Hace días que su sombra lo había abandonado, y poco a poco empezó a morir en silencio.
  • Recorrió Europa en pocos pasos, pero sucumbió a la gravedad y apenas dejó una mancha bajo el globo terráqueo.
Anuncios

¿Sin comentarios?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s