Microcuentos tuiteros 22

  • Y según la opinión de los espejos, aún existo.
  • Un estornudo fue todo el impulso que necesitó para retractarse.
  • No sabía a aspirina, no aliviaría su dolor, y a pesar de todo, se tragó la pastilla gris.
  • Cada gota traía un rostro diferente, de labios grises, ojos cerrados, y unos cachetes inflados de felicidad.
  • Quiso mirar su dibujo, pero una vez más, el mar le arrebató su lienzo de arena.
Anuncios

¿Sin comentarios?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s