Basta

Basta que nos miremos para conversar: compromiso humano; ella es manoescondidaenlaespalda, mirada encabellada y neologismos altisonantes. yo temo por nuestro encuentro: palabras orejadas, manos tocadas… dulces compulsiones.

Basta que nos miremos para compartir nuestras vidas enfrentando nuestros cuerpos vestidos; ella es un ramo de colores; yo tengo un frío de espinas.

Basta que nos miremos y salvar su imagen de mis ojos: mi cuerpo queda atrapado en su mirada. mis ojos no avanzan de los suyos.

Basta que nos miren para soltar nuestras miradas: todo se vuelve ruido de pies y bocas; relación social clandestina.

Basta que la noche empiece para decir adiós: me marcho pronto para alcanzar a soñarla; ella se va porque sí.

Basta, dijo ella, creo… esa noche triunfó la soledad: mis pies me llevaron a casa por un camino irreconocible, y yo odiando mis orejas…

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

¿Sin comentarios?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s