Microcuentos tuiteros 24

  • Ya en el basurero, la cuchara recordó todas sus victorias contra el flan, quien siempre tembló ante su presencia.
  • un mar a sus pies. su brazo derecho a la derecha, el izquierdo a la izquierda, y un puente alejándose a sus espaldas.
  • Y una vez más, el tenedor terminó al otro lado del plato, eterno sospechoso de los otros cubiertos.
  •  De grande llegó a la conclusión de que los monstruos de su cama le robaron la infancia. Debía recuperarlos.
  • Y con la voz que le devolvía cada trozo, de repente se vio acompañado por su propia multitud.
Anuncios

¿Sin comentarios?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s