Reproducción asistida

Como es sabido, las H hemos estado tras las G desde los inicios del abecedario. Por esta aparente cercanía, el encuentro de nuestros cuerpos son accidentes que se corrigen de forma automática. No obstante, creo que hay algo obsceno en mi forma de soñarla: una noche hecha pedazos, letras aplastadas por doquier, yo formo un arco donde G se refugia, hasta que una luz resaltadora anuncia el final de la noche. Y G y yo con la tarea de reproducir el abecedario.

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. vero dice:

    :’) sebas.

¿Sin comentarios?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s