Microcuentos Tuiteros 39

En su papel de payaso, el asesino era muy convincente: mataba de risa a su público.

Un mal día para ser pájaro, dijo el ratón, y regresó a su bote de cartón, a resguardarse de la tormenta.

La maternidad la había cambiado para bien, pero para el cazador, ella era simplemente una presa más.

Apenas eran unos granos de arroz derramados, pero para la hormiga fue la avalancha que se llevó a sus padres.

Parecía que daba un simple paseo por el bosque, hasta que se convirtió en lobo y empezó a cazar.

Anuncios

¿Sin comentarios?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s