Breve entrevista literaria a Rodolfo

¿Cómo te sentías de pequeño con tu nariz?

Era como si llevase un pequeño sol a todas partes. Temía que explotase de un momento a otro, y me alejaba de los otros renos pero… jamás sucedió.

¿Recibes muchos regalos en navidad?

No me quejo. (Risas, sic.) Al principio recibía muchos, creo que fue por piedad. Fui el último reno en ser elegido, y creo que mis compañeros lamentaban profundamente el haberme despreciado. Pero nos hemos hecho amigos con los años, y, no es que los regalos se hayan reducido, sino que se han vuelto más significativos. Por ejemplo este respirador de plástico, con el que puedo cambiar el color del brillo de nariz, o inclusive, ¡apagarlo!

¿Qué sentiste cuando te eligieron para liderar el trineo?

La verdad sentí mucho miedo. De buenas a primeras tenía un trineo a mi mando y, sinceramente, no creí que lo lograría. Me dije: los otros renos han vivido en manada; yo, que siempre he vivido solo, ¿qué podré hacer? Pero me dijeron que me calmara, y que simplemente corriera como cualquier mañana…

¿Por qué corrías en las mañanas?

Porque solo así, a toda velocidad, podía ver el mundo completamente rojo, un mundo que sólo yo podía ver, y entonces ya no me importaba tanto estar solo. Con este truco, más de una vez vi un atardecer en plena mañana.

Anuncios

¿Sin comentarios?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s