De espaldas al frente

Apenas entendí tu espalda, descarté el resto de tu cuerpo. Tu espalda me enseñaba naturalezas de hierbas y plumas. Me conmovió tanto, que el resto de tu cuerpo me pareció un complejo accesorio, anónimo como tu mirada. Te sigo, sin saber si llevas una sonrisa por delante, o una lágrima.

Anuncios

¿Sin comentarios?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s