Pensamiento vs. sentimiento

Definitivamente, cuando los pensamientos dominan el cuento, se puede estar en un caso de filosofía o poesía.

No soy muy amigo de los neologismos, pero por ahí he visto filopoemas/fisopoemas o algo así y debo manifestar mi desacuerdo y desagrado. Primero porque un neologismo exige una gran experiencia de lectura, y esta clase de neologismos no tienen otra excusa/argumento que una supuesta falta de palabras. Grave error. ¿No sabes cómo decirlo? ¡Usa tus propias palabras!

Es en serio. Aunque suene sencillo, usar las propias palabras es algo muuuy difícil. El problema radica en que es un reto personal, y los resultados dependen de la propia exigencia. Podría decir que soy muy exigente conmigo, si mis parámetros fuesen siempre los mismos, y no es así. Lo que en un momento pareció una obra maestra, con los años puede parecer un simple esbozo.

Segundo porque no creo que se debería acudir a la escritura pensando un tipo de texto determinado. Encasillarse en un género es limitarse. Ser mejor en uno u otro género no significa que no se deba intentar incursionar en otro. Es más, se debe estar atento cuando el patetismo comienza a predominar en el texto, y pensar que podría transformar en poema. O al contrario, cuando en un poema empiezan a abundar las hipótesis, ¿por qué no desarrollar una o varias de ellas y mutarlo en un cuento?

Y con el siguiente video solo quiero decir que la mezcla siempre resulta enriquecedora 😉

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. clararobayo dice:

    Siempre me sorprende todo lo que haces !

¿Sin comentarios?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s