Microcuentos Tuiteros 56

Y cuando miró al cielo, parecía que el pájaro había traído el amanecer.

Tuvo una alegría pero la sonrisa le salió mucho más tarde, mientras lo atropellaban.

Parecía muerto, así que lo abandonaron en el desierto. Era una vida rodeada de cadáveres.

En su sueño, el portador del sol no andaba a cuatro sino a dos patas. En la realidad, el sol era puro recuerdo.

Estaba a punto de llegar al oasis y desfalleció antes de alcanzarlo. Murió sin desengañarse de su ilusión.

 

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. mai murialdo dice:

    Te premié con el Liebster Award…!!
    Acá te dejo los pasos a seguir…
    http://sentimientosazules.wordpress.com/2013/09/27/gracias/

    Saludos!

¿Sin comentarios?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s