Una pequeña fábula

“Ay”, dijo el ratón, “el mundo se está haciendo más chiquito cada día. Al principio era tan grande que yo tenía miedo, corría y corría, y me alegraba cuando al fin veía paredes a lo lejos a diestra y siniestra, pero estas largas paredes se han achicado tanto que ya estoy en la última cámara, y ahí en la esquina está la trampa a la cual yo debo caer”.

“Sólamente tienes que cambiar tu dirección”, dijo el gato, y se lo comió.

Fábula de Franz Kafka

 

 

 

 

__________________

Te invito a leer mi comentario sobre Franz Kafka.

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Un gusto conocer tu blog.
    Gracias por dejarme un cuento de mi amada Clarice.
    Seguimos.
    Abrazos.

Responder a Graciela Barrera Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s