Jigoku Shoujo / La chica del infierno (anime)

el

Empiezo a escribir esta especie de comentario/reseña, y acuden a mi mente todos los anime que he visto… pero en otro momento hablaré de ello. Vamos a Jigoku Shoujo.

Vi la recomendación de los animes más escalofriantes para ver solo, y lo tomé como reto personal. Me encantó la lista, las descripciones, y me emocioné al descubrir que por lo menos ya había visto uno, Another.

Pero volvamos a Jigoku Shoujo, la chica del infierno. Estaba en último lugar, y aunque no me dio ningún susto ni me sobresaltó, me encantó el desarrollo de la historia. Justo cuando pensaba que se estaba volviendo monótona, ZÁS, introducción de otros personajes principales, Hajime y Tsugumi.

Hajime Shibata es un periodista freelance que se interesa por descubrir la verdad sobre un supuesto correo electrónico que cumple venganzas a medianoche. Su interés  aumenta gracias a la conexión entre Tsugumi (su hija) y Enma Ai, la chica del infierno. No es sino hasta el final cuando se descubre las razones de este nexo.

La monotonía que mencioné se refería a que en los primeros capítulos siempre alguien es enviado al infierno. ¿Merecido o no? Pueden debatir y argumentar de largo al respecto, y esa es la maravilla del anime. Durante los 26 capítulos, solo una persona es ‘condenada’ por error, y de principio a fin, siempre hay situaciones extremas que invitan a cuestionar la moralidad, la venganza, la naturaleza humana…

¿Es la venganza la mejor solución? Podría ser la interrogante que nos deja la serie, o ¿sirve de algo vengarse? Considerando todas las historias de venganza que abundan en culturas y religiones, podría decirse que es un sentimiento tan antiguo como el propio ser humano. Por eso se dice que perdonar es divino. Y recalco que la serie plantea venganzas en situaciones extremas, no esas tonterías de la cotidianidad. Por fortuna, nada me ha pasado para buscar vengarme, aunque sí he odiado profundamente en un par de contadas ocasiones. En el Arte, entre mis venganzas favoritas están Kill Bill, El conde de Montecristo, pero mi preferida es Un estudio en escarlata.

Al final, el anime desvela el contexto, los sucesos y el origen de Enma Ai. En particular, puesto que comprendo pero no comparto el sentimiento religioso, me recordó que lo que más repudio de las religiones es el dogma, o la creencia en absolutos, que eventualmente desemboca en supersticiones estúpidas.

¿Has sentido deseos de vengarte?, ¿verías o has visto este anime?

Anuncios

¿Sin comentarios?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s