Presencia

Microcuento sobre la presencia y el delirio de extrañar.

Anuncios

rrr

Suena el teléfono. Tu sonrisa lejana llega a mi domicilio. Al caer de la caja, pequeñas figuras tintinean, notas de una campana minúscula. Atraviesan el aire, se aventuran sobre cualquier objeto, burlando inclusive la mirada más atenta y penetrante. Tu sonrisa sin dientes, hecha pedazos. Rictus de Monalisa, impalpable al lente y al olfato. (No…

Días de peros

«estamos en Verde, µæĐœ llover con toda probabilidad» lee la niña antes de acostarse. La luz apagada, la cama mecida al con el temblor ferroviario.

El loco y su amor

La trataba como a una flor. Rociaba agua sobre su cabeza para verla crecer, le cantaba, le preguntaba por el sol y las estrellas… pero ella era una mujer, y no se la llevó el viento sino que se fue a pie, y puso una orden de restricción en su contra.