Piedras fundacionales

Con el tiempo, yo también creí que se trataba de un plagio, y empecé a sentirme culpable. Más. Furioso, incapaz de mirar mis textos sin desprecio. Agarré mi libro y empecé a desgarrar sus páginas, como si con eso pudiera limpiar mi consciencia. Sollocé sobre mi cama. Me adormecí entre lágrimas de rabia y dolor….