Aureola de felicidad

Microcuento de final abierto: un espía y, aparentemente, una musa de un bosque.

Una rosa para el silencio

La confesión de un enamorado que se finalmente se retira, no sin antes sembrar una rosa.