sin llamarte…

Microcuento sobre una pintura y un sentimiento.

Anuncios