Una gota al alcance de la mano

Microcuento sobre un romance paranoide.

Anuncios

21-25

Amanecer, perro, bandas, voluntad y asesinato en estos 5 cuentos más para el Reto 300.

Microcuentos Tuiteros 59

Y cuando el árbol le devolvió el abrazo, dejó de llorar. El lápiz estaba triste, pero aún así dejó sonrisas a su paso. Había perdido la bicicleta pero no el rumbo. Alguien lo esperaba, tenía que llegar. Después del llanto, el bosque empezó a resultarle menos extraño, como un nuevo amigo. Estaba desnudo, y aún…

Un llanto

se acaba de sentar y saca un pañuelo. lo sacude varias veces, como cerciorándose de su vacuidad. tímido, mira sobre sus cachetes antes de cerrar los ojos durante un laaargo segundo. recoge sus piernas, acerca las rodillas al pecho. niega con la cabeza, apuntando su mirada al pavimento. a lo lejos, un motor arranca y…