Microcuentos Tuiteros 73

Cruce de miradas: En el futuro que él miraba había besos y salidas. Ella no veía ningún futuro, solo esperaba bajar del bus.

Parecía un sobreviviente, y se acercaron, hasta que la última capa de piel desapareció. Nadie pudo huir del extraterrestre.

La exhibición de humanos comenzó a perder su atractivo conforme perdía sus humanos: no se reproducían en cautiverio.

Se creyó que la sangre en la vasija era parte de un rito, no se sospechó que alguien murió tratando de salvarla.

A pesar de la fetidez y el hambre, los humanos afortunados eran los que permanecían un día más en la jaula.

Madhan R en Flickr

Pedazos y corazón

en esta caja están los latidos que te servirán algún día. ahora no. todavía correteas cualquier camino y sobrevuelas pequeñas zanjas en un salto. tu pequeño hocico, ya cansado de recorrer el mundo, te hará compañía subterránea. hoy tu pelaje inmortal se desprende con irregularidad, y tus pelos relucen incoloros en alguna parte.

tun-tun-tuun-tuuum-tun.

quizás estos latidos te buscan en medio de una tormenta de arena, recién salidos de una ansiedad de oasis. mientras alguna nación te persigue, pongo a salvo mi corazón para auxiliar tus heridas.

tun-tun-tuun-tuuum-tun.

estás saludable y fuerte, descansando frente a una cascada. te guardo mi último latido, para cuando falle tu aliento, y puedas volver a recorrer los pedazos del mundo.