Sociedad Anónima

-Arriba, Toto -dice José-, ¿no ves que ya se rajaron todos? Encaramate tranquilo, rejuntá las pata que parecés una vaca muerta, organizáte, hermano, organizáte, que ahora empieza otra sección. Así me gusta. Mándese un vuelito hasta la tapa, después me das dos o tres vueltas como una paloma, y se me aviva del todo que ya me veo a dos viejas que vienen como bala. Muy bien, Toto -aprueba José, poniendo el frasco en su sitio-. Si te seguís portando así, esta noche te pongo dos minutos arriba del culo de mi patrona. Algo especial, te juro, Toto. Me vas a decir a mí, pibe. Para algo somos socios, ¿no te parece?

Pueden leer el resto del cuento en este enlace. O, un artículo sobre La vuelta al día en ochenta mundos, libro al que pertenece el cuento.

¿Sin comentarios?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s