Atrapar la inspiración

Escribir por falta de drogas inspiración es síntoma de pereza. Inspiración es sinónimo de atención. Se podría decir que hay que poner atención al detalle pero… ¿cuál es el detalle?

Si no se tiene una imaginación activa, hay que ejercitarla. Por ejemplo, ponerse retos literarios sin importar el resultado. La calidad de ese texto es relativa. Quizás no sea atractivo en ese momento, pero resultará bastante útil en un par de días/meses/años. Queda el haberse esforzado en escribirlo, y ese esfuerzo indica aprendizaje. Eventualmente, los ejercicios dejarán de ser simples ejercicios y serán propuestas narrativas.

Para mí, detalle es dejar a un lado la palabra normal. Olvidar lo normal es volver a describir un vínculo, una reacción ante algo/alguien, lo cual puede intensificar el significado de ese vínculo. Dejar atrás lo normal es creer en nuestra sensibilidad; sabernos únicos y, mientras escribimos, ser lo más fiel posible al motivo de escritura. Vemos árboles todos los días pero, ¿cómo fue el primer encuentro entre una persona y un árbol?, ¿en qué circunstancias?, y, lo más importante, ¿qué sintió el árbol?

Cuando la inspiración es esquiva, hay que ir en su busca. Coger un libro, o cualquier texto, y encontrar formas absurdas de leer. Todo ese caos producirá una hilarante reflexión. O, modulando la voz, se puede transformar completamente ese sentimiento neutral que tienen las noticias y armar una fábula descabellada. En el colegio, con un amigo, cogíamos revistas/libros e inventábamos una historia a través de todas las fotos, inventando conexiones disparatadas, absurdas…

No esta de más mencionar que una buena obra de arte (filme, pintura, artesanías, etcétera) siempre es bastante útil, pero el calificativo bueno es tan subjetivo, que no podría recomendar algo específico. Eso sí, vale la pena el riesgo, sobre todo si es gratis. Antes de ver Donka, una carta a Chèjov, me informé bastante, y había 50% descuento para estudiantes. Fue una experiencia increíble, que estaría más que dispuesto a repetírmela.

La inspiración está ahí, escondida; hay que atraparla.

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Marina dice:

    Me ha encantado, de lo mejor que he leído sobre la inspiración. Me quedo especialmente con lo de qué sintió el árbol.

    1. Sekas dice:

      ¡Qué bien! ¡Hay que escribir sobre eso!

¿Sin comentarios?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s