Microcuentos Tuiteros 46

La bruja mandó a pasear a la luna, y continuó espiando cómo se desvestía el hombre lobo.

Esperó todo el día pero su muerte no llegó. Botó el horóscopo antes de irse a dormir.

Estaba a punto de salir cuando se sintió indispuesto. Después, solo se dispuso a permanecer sentado.

Ella no retomaba la lectura, los libros la reclamaban de vuelta.

Él sonreía y la gente le sonreía al pasar. Pero solo él veía al mundo hundirse en llamas.

¿Sin comentarios?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s