A veces hay puntos que parecen comas

en ocasiones hay puntos que parecen comas,

por ejemplo,

cuando te despides y permaneces a mi lado

con los labios cerrados.

 

tu voz siempre me deja en puntos suspensivos;

sin ser controversial, despiertas mi silencio.

 

entonces a modo de punto y coma,

tergiverso tus silencios

tus miradas

y cito tus respuestas que acabo de inventar.

 

si en realidad las pronunciaras,

pondría un guion para escucharte en cualquier momento.

pero como tus silencios nunca cambian,

me dejas en interrogación

contemplando un punto imaginario.

 

a veces hay puntos que parecen comas.

cuando me despides con un beso rápido.

 

a veces las mayúsculas parecen minúsculas

porque me llega tu grito aunque no esté a tu lado.

a veces las minúsculas parecen mayúsculas

porque le saco palabras a tus susurros,

sentimientos suspensivos…

 

entonces, y solo entonces,

doy un punto y coma en mi vida,

me paro frente a ti,

hablo.

 

 

Contexto:

sinceramente no recuerdo cuándo escribí esto. Fue entre 2004 y 2006, mientras era un colegial. La primera versión era mucho más patética y con una deficiente puntuación. Lo corregí y lo subí al blog porque mostraba cierta ambición literaria. Antes escribía muchos poemas.

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. bebaferreira dice:

    Me ha gustado mucho, me recuerda a algo que escribí hace tiempo atrás “Pusiste puntos suspensivos, le quité dos, era el final”. Saludos.

    1. Sekas dice:

      Oye, eso está mejor que todo este poema, ¡gracias por compartir! ¡Saludos!

¿Sin comentarios?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s