Microcuentos Tuiteros 72

No roncaba, era la música sin cantar, luchando por salir.

Y para agregar emoción, soltó las armas y persiguió al humano.

Ibrahim Iujaz en Flickr

Los nervios ocultaron su sonrisa. Cerró los ojos, recordó la primera vez que cantó, sonrió y salió al escenario.

Toda ella era música, vivía rodeada de ello, a pesar del puente, de la falta de comida. Ella era vida.

Está dormida. El cabello cubre su rostro, ahora serio y tranquilo. No parece una cantante preocupada antes del concierto.

¿Sin comentarios?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s