18 cosas que las personas creativas no hacen igual que el resto (II)

VIene de este post

10. Arriesgarse: no tomo riesgos en un sentido laboral, pero sí en cuanto a correr peligros se trata, ya sea en superar obstáculos físicos, o salir a la calle y no ser asaltado de regreso a casa.
11. Considerar que todo en la vida es una oportunidad para la expresión propia: aunque sí lo considero, hay motivos económicos que me impiden cumplir, por ejemplo: teñir mi cabello negro de un azul que dure por los menos un mes, tener ropa exclusivamente diseñada para mí (por ahora me limito a comprar lo que está de oferta). No obstante, trato de impregnar mi marca personal en lo que es posible y factible, mientras sea algo mío y no el deseo de destacar por destacar, ser extravagante.

12. Seguir sus pasiones verdaderas: sí, por el momento sigo la Literatura y la Música. En la Literatura, sigo escribiendo y espero en algún momento publicar otros libros de microcuentos… pese a que mi estilo difiero mucho de lo contemporáneo comercial/nacional/etcétera. Antes le daba importancia a eso, ahora sé que si muero pobre, quizás mis herederos ¡tengan para comer! En la música, mi reto es prepararme para presentarme en una ópera; mientras tanto, sigo de corista, cantante un repertorio bastante variado, para entrenar mi voz tanto en lo lírico como lo popular. Estas dos formas de arte son muy importantes en mi vida; me han planteado reto que me han hecho descuidar otros aspectos. No me arrepiento de ello; en el caso de la música, me arrepiento de no haber empezado antes.

13. Salir de su propia mente: además de soñar despierto, yo salgo bastante de mi mente cuando me pongo a pensar en cómo resolver algún problema, pues generalmente nunca acudo a nadie. Creo que los demás ya tienen suficiente con sus propios problemas, aunque yo siempre los escucho y aconsejo o recito palabras de apoyo; sí, las recito de memoria, pues son palabras que olvidamos hasta que otro nos hace recordarlas. Y supongo que en esto también toma parte lo que mencioné de analizar las posibilidades de un evento, para mirarse desde lo exterior. En este aspecto, hay ocasiones en las que digo, vaya, realmente puedo ser mi amigo, u otras en las que me pregunto, ¿cómo alguien puede querer acercarse?, ¿qué pasa por su cabeza!

14. Perder la noción del tiempo: esto me ocurre en el canto y en la redacción propia, cuando no escribo por tarea/trabajo (aplíquese además a la lectura). Y también cuando hago algo que me gusta mucho y estoy en muy buena compañía; de repente me doy cuenta, han pasado varias horas y es entonces cuando me da hambre. Si no es una actividad placentera, busco la forma en que sea soportable para poder entregarme, tratar de disfrutarla.

15.  Rodearse de belleza: esto me parece bastante ambiguo, pero según lo entiendo, la forma en que lo aplico es buscando imágenes estéticamente hermosas; actualmente, mi fondo de pantalla tiene fotos de ilustraciones del espacio. Y también busco series de TV o filmes que, además de un buen guion, sean muy bien hecho. Lo mío es más una búsqueda de la belleza, pues no es un concepto fijo y, como en la vida, es susceptible a cambios. En la literatura sí soy bastante exigente, y definitivamente no disfruto con lo contemporáneo, prefiero lo clásico.

16. Saber unir los puntos: yo creo que esto es algo más inconsciente, aunque no siempre comparto mis ideas. Si ya no me escucharon una vez, no me esfuerzo de nuevo en hacerme escuchar… a menos que me estén pagando por ello. La gente da por sentado muchas cosas, y yo, ya sea por desmemoriado o desatento, siempre entro con una nueva visión; siempre estoy distanciado.

17. Gustar de los cambios radicales: tengo ciertas rutinas pero si repentinamente tendría que dejar mi familia, el país/continente/planeta lo haría sin dudar. Cambiar radicalmente de alimentación no es mi fuerte, y creo que no resulta muy saludable. Un cambio extremo de atuendo no es algo que mire con mucho entusiasmo, pues yo quiero mandar a hacer mi ropa: no me interesa la ropa de marca ni artesanal. Es más, si fuera por mí, tendría ropas en todas las tonalidades desde el blanco hasta el negro. Un cambio extremo de trabajo tampoco le tengo miedo…. ¡de verdad necesito el dinero!

18. Encontrar tiempo para la meditación: aunque por unos minutos, sí me tomo mi tiempo en el día o en la noche para relajarme y respirar profundamente. Después de unos minutos todo parece más llevadero, el mañana luce menos tenebroso… me siento más conectado conmigo.

 

Anuncios

4 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Marina dice:

    Me vi muy identificada, ahora me pregunto cómo será no verse identificado…

    1. Sekas dice:

      ¿En serio?, ¡guau!, ¿en qué partes te sentiste identificada? Te invito a que pongas en tu blog cómo haces esas 18 cosas.

      ¡Saludos!

      1. Marina dice:

        Diría que en general, me llamó la atención porque no creía que fuesen rasgos de personas creativas, nunca lo hubiese pensado. Gracias por la invitación, lo intentaré!

  2. ¡Gracias por este guiño de creatividad!

¿Sin comentarios?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s