11-15

11
Ella, que había atravesado desiertos y recorrido montañas, volvió a la ciudad por obligación. Lo inhóspito no fue el ruido ni las megaconstrucciones, solo los ciudadanos.

12
Parecía que estaban de regreso. Una pequeña sombra dentro de una inmensidad celeste. Al acercarse, se dieron cuenta de que solo había una persona. El padre no había sobrevivido.

13
Habían acordado no despedirse con palabras. Al finalizar el baile, cada cual salió por una puerta diferente.

14
Su primer concierto había sido todo un éxito. No fueron muchas personas, pero las que estuvieron no ocultaron su emoción. Una vez en la casa, fue a poner el violonchelo en el puesto y le dio las gracias. Cuando iba a apagar la luz, el violonchelo le contestó.

15
Al finalizar la audición decidió dejar el baile: se había caído varias veces, era evidente que lo suyo no era bailar. Nunca supo que la pista estaba maldita, y cada año perdió su interés por la vida. Era evidente que vivir no era lo suyo.

Anuncios

3 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Marina dice:

    “Era evidente que vivir no era lo suyo” 😮
    Me gustaron mucho, gracias por el buen rato.

    1. Sekas dice:

      ¡Qué bien! Pensé que eran un poco depresivos. Qué bueno que te hayan gustado 🙂

      1. Marina dice:

        Umm quizás lo sean, pero yo opino que hay que hablar de todo.

¿Sin comentarios?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s