Corhabana 2014 (la música)

Yo había escuchado de Corhabana recién este año. La posibilidad de viajar a Cuba se había hablado el año pasado, pero no sabía a qué festival íbamos a ir. Y claro, luego entendí la importancia de ese festival. Uno de mis directores me contó de su experiencia cuando fue con su grupo, hace muchos años. Lo que más me impresionó de los coros cubanos fue que todos se sabían las voces de todas las cuerdas.

A pesar de que no fomento ni practico el patriotismo, asumí la responsabilidad de formar parte del coro ecuatoriano que fue a Cuba, a un festival donde no había aparecido un coro ecuatoriano en más de 10 años. Como el arte se fomenta, se enseña y se practica bastante allá, todos los coros cubanos sobresalieron por encima del resto. No es de extrañar: ellos cantaban y agregaban gestos/bailes/coreografías, porque, obviamente, dominaban la música. De los que participaron, mi grupo preferido fue Camerata Vocal Sine Nomine, conformado solo por hombres que hacían todas las voces; inclusive, uno de ellos había hecho los arreglos de algunas de las canciones, entre ellas, Battle of Jericho, con toques de Jazz. Era un grupaso. De hecho, la directora solo dirigió dos que tres canciones; en las demás, ellos se dirigían solos.

Algunas canciones me resultaron familiares y canté en pp (pianísimo) la parte del Bajo. En dos ocasiones ciertos coros cubanos cantaron Juramento e invitaron al público a cantarla, y por supuesto que me uní. Era a un ritmo más lento del que conocía, pero al final terminé acoplándome. Los lugares de los conciertos contaban con aire acondicionado -afortunadamente, pues el calor era insoportable-, y todos tenían muy buena acústica, gracias a la arquitectura de los establecimientos. Un cubano nos dijo que Juramento era como el himno nacional de Cuba. Yo pensaba que era esta canción:

Además de los conciertos de los coros, hubo una cena/fiesta de integración/bienvenida, pero sinceramente creo que faltaron más actividades integradoras. Hubo talleres de música cubana y música del Romanticismo Alemán. En los talleres cubanos sacamos 2 canciones por día (6 canciones) en menos de 3 horas. Lamentablemente no pude asistir a los talleres de la música alemana, pero por lo menos me quedé con las partituras. Estar expuesto a tantos días de música de excelente calidad, es algo que extrañaré bastante. Además, gracias a la brisa del mar, las voces de todos nosotros fluían bastante y aumentaba nuestro registro tanto grave como agudo. ¡Podía hacer de tenor! Nos invitaron a volver a participar, y espero poder regresar con alguno de mis coros.

pd. Aprendí cómo dar un aplauso fuerte cubano, y 2 aplausos y medio colombianos 😉

 

Coro Enkanto (los que fuimos a Cuba)
Coro Enkanto (los que fuimos a Cuba)
Anuncios

¿Sin comentarios?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s