Microcuentos Tuiteros 84

Stephanie Carter en Flickr
Stephanie Carter en Flickr
  • Al final cambió de tantos brazos, que la guitarra olvidó a su primer músico.

 

  • Despertó, corrió hacia la ventana con la sonrisa lista, pero solo había sido un sueño: la luna no había regresado.

 

  • Sonreía al salir de la ducha, hasta que un par de gotas cayeron sobre el espejo. Su reflejo lloraba, y ella lloró con él.

 

  • Era perfecta, según la computadora, pero la sonrisa que soñó había sido tan hermosa que él también había vuelto a sonreír.

 

  • Tras el concierto, se quedó con ganas de seguir golpeando, algo, alguien. Pero una uña rota le recordó toda su sensibilidad.

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Veronica dice:

    En pocas palabras, desde En Humor Arte nominé este blog para recibir el Versatile Blogger Award. Más detalles los encuentras por aquí: http://veronicaboletta.wordpress.com/2014/09/16/si-ellas-lo-dicen-no-voy-a-contradecirlas-gracias-ninas/
    Gracias por formar parte de mi familia online. Mis felicitaciones y saludos

¿Sin comentarios?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s