Entre las piernas

Y de repente la vitrina, la celda transparente de una mujer desnuda. Inmediatamente golpeé una de sus paredes. Intenté mirarla a los ojos, al tiempo que le señalaba una silla para que se siente. Ella río, empezó a acercarse. Di media vuelta y empecé a retroceder, esperando que alguien me pidiese que salude a la cámara escondida, pero en lugar de eso recibí varios dedos en mis ojos y en mis orejas. Por los chillidos, supe que se trataba de mis compañeras Hubo gritos, roces que se volvieron golpes… Y de repente siento un rayo en mi mano. Levanto el puño; me arde la garganta. Cierro los ojos en espera del golpe final, temeroso de abrir los ojos, volver a la realidad. Pero ya no había ni vidrio ni mujer.

 

Foto de Brave Heart

¿Sin comentarios?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s