Una historia de Abasiofilia

Abasiofilia: excitación sexual por personas discapacitadas

Andrea Allen en Flickr
Andrea Allen en Flickr

Yo sé que las piernas de Isabella no son una invitación, que soy un necio por seguirla con los ojos, pero están ahí, ¡tan cerca!, ¡intactas!, ¡la virginidad de Isabella es prueba de ello! Quiero mirar a otra parte, encontrar y perderme en otras piernas, ¡lo haría con gusto en el acto, si el resto de mujeres no me resultara tan aburridas! O complacen o se encaprichan, ¡no hay más! En cambio Isabella… ¡todo se puede esperar de ella! Ya no aguanto estar aquí sentado; Isabella está pasando cerca del callejón, voy a su encuentro.

Hice varios borradores el mes pasado, luego los corregí a partir del maravilloso encuentro de un párrafo de tema similar en Los Hermanos Karamazov, y finalmente salió esto.

 

¿Sin comentarios?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s