Microcuentos Tuiteros 97

No podía darse el lujo de soñar, apenas podía pagar el alquiler.

El silencio fue más fuerte que la distancia, y finalmente la amistad se convirtió extrañeza.

Maf04 en Flickr
Maf04 en Flickr

Ya viejo y con las alas marchitas, el Hado Rosado aterrizó por última vez.

La pulga esperaba su perro para reunirse con sus amigas, pero este no llegó al otro lado.

¿Sin comentarios?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s