La persistencia de lo demoníaco (parte 4)

Rojo, Cortesía Fotografía Rocío Ph
Rojo, Cortesía Fotografía Rocío Ph

Dismas y Gestas fueron crucificados junto a Jesús. El uno cantaba una canción sin sentido sobre uvas, y el otro sufría terriblemente. A la quinta hora de sufrimiento, bebió de una esponja, antes de ser atravesado por una lanza. Los nombres de estos condenados no figuran en el Nuevo Testamento, pero sí aparecen en los evangelios apócrifos. Quizás el que sirvió a Bulgakov para Maestro y Margarita, fue el evangelio de Nicodemo: Los actos de Pilato, el cual se enfoca en el camino de Jesús y su cruz, donde son mencionados los nombres de Dismas y Gestas:“Tu nación te ha condenado como rey, por tanto, he decretado que fueses primero ser azotado de acuerdo a la ley de los emperadores piadosos, y posteriormente colgado en la cruz en el jardín en donde tú has tomado, y que Dismas y Gestas los dos malhechores sean crucificados contigo”.

Seriykotik 1970 en Flickr
Seriykotik 1970 en Flickr

Judas aparece por primera vez cuando Yeshua es llevado ante Pilato, quien le pregunta si conoce a un tal Judas de Kerioth. Yeshua responde que sí, y lo describe como muy bueno y curioso : “Manifestó un gran interés hacia mis ideas y me recibió amablemente” .En Maestro y Margarita, Judas y Jesús se conocen de un par de días, mas en el Nuevo testamento, ellos se conocen mucho más que ese periodo. Es más, Judas no es asesinado sino que se suicida. En la novela de Bulgákov, este personaje es una suerte de espía, impulsada por el dinero. Lo más importante en su descripción es su afición por las palabras de Jesús, pues reflejaría lo que dice el Evangelio de Judas, el cual no se centra en la resurrección, ni en el aspecto mesiánico de Cristo, sino la doctrina de Jesús, y la forma en que se aclara a los apóstoles, especialmente a Judas. Ven, para yo pueda elucidar secretos que nadie ha descubierto todavía.

Sergey Yeliseev en Flickr
Sergey Yeliseev en Flickr

Antes de concluir sobre la presencia demoníaca en Maestro y Margarita, es necesario mencionar su relación Fausto de Goethe: el tratamiento que se le da a la caída y la salvación. El Maestro de Bulgakov se salva por medio del Diablo, a quien conmueve el gran amor de Margarita. En última instancia, es el amor quien otorga la salvación; un amor que tuvo sufrimiento y dubitaciones, como cualquier pasión que se respete. Las acciones que Margarita como bruja lleva a cabo, desenfrenadas contra el crítico que humilló al Maestro, bien pueden pasar por locura momentánea, porque no está muy lejos de amor. Del amor se extiende el dolor y el odio, dualidad simbiótica, semejante a lo santo y lo demoníaco. Esta discusión recae sobre la la naturaleza de Dios: si es bueno, ¿cómo permite la existencia del mal, representado por el Diablo? La satanización del Diablo no es más que olvidar lo que significó su oposición a Dios. ¿De qué libertad podía hablarse si no era libre para estar en contra de Él? De aquí se infiere la perpetuidad de lo demoníaco: lo humano es lo demoníaco. El mal es necesario para el bien, y las diversas ideologías y religiones lo explican a su manera. El vínculo demoníaco entre Voland y  lo humano es lavoluntad; una voluntad propia, independientemente del designio de Dios. ¿No es a modo de favor que Leví Mateo le pide a Voland que otorgue descanso y paz al Maestro y Margarita?

¿Sin comentarios?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s